, ,

7 tips para iniciar el Marketing de Contenido

Marketing, Marketing de Contenido

El Marketing de Contenido es una estrategia de marketing que hace uso del contenido o la narración para atraer y retener a los clientes, se trata de crear o adaptar historias para cambiar o mejorar el comportamiento de los consumidores hacia la marca.

La marca es un conjunto de significados más allá de su representación gráfica – logotipo- o de su catálogo de productos o su participación en la bolsa. Una marca es un proyecto de creación, un aporte productivo con el que se vinculan los públicos internos (colaboradores, proveedores, directivos, accionistas) y los públicos externos (clientes – consumidores, usuarios, gremios, instituciones, competencia),  por lo general cuenta una historia y a eso se le define como el universo de la marca.

Entonces, para construir contenido alrededor de la marca, debemos pensar en todos los factores de la ecuación: en la marca como narrador, el tono que se desea imprimir, en el usuario que va a ser el participante del diálogo – recordemos que ya no es receptor, ahora desea conversar -, en la naturaleza del negocio, el modelo de relato que se va a emplear, las diferentes audiencias a las que potencialmente se puede llegar, las diversas plataformas o medios a usar, el plan de acción y por último, la experiencia que se desea compartir.

Es muy importante, que aclaremos que el Marketing de Contenido sigue ciertos métodos pero no es una receta única y general, debe ser pensado de manera particular y detallada para cada caso de marca, plataforma digital o canal y más aún para cada audiencia, porque su propósito es desarrollar una relación más profunda que no se limita a la venta sino a una conexión perdurable en el tiempo.

  1. Buscar los temas que son de interés para nuestra audiencia, para esto debemos apoyarnos en los estudios de mercado o la información que tengamos de ella, y más importante aún definir algún indicador que nos permita medir el interés y engagement (compromiso) que estamos generando en los usuarios. Ej: número de suscriptores al newsletter, número de suscriptores a los RSS, tiempo que pasa el usuario en nuestro sitio, referencias que hace en sus redes sociales, menciones positivas, comentarios favorables, etc.
  2. Generar conversaciones dónde seamos interlocutores válidos, es decir, ser honestos con los ideales, sueños y valores que estamos promoviendo con nuestros productos y servicios y ser coherentes.
  3. Retar los números, aunque los datos de nuestra audiencia sean tentadores, debemos ir más allá de ellos, pasar del número a saber quiénes son las personas que están detrás de estos números y a qué estilo de vida representan en mi grupo objetivo. Ej: Identificar grupos o segmentos en nuestra audiencia, como visitantes en edades entre 25 y 45 años, de sexo masculino, que ingresaron por medio de sus móviles, empleando twitter y esto nos dará información sobre sus hábitos si vamos cruzando patrones (cruzar información de las redes sociales con nuestro CRM).
  4. Generar formatos que sean amigables. Entregar contenido útil en un formato que sea familiar a la manera de consumir información de nuestra audiencia.
  5. Transmitir o conectar con las emociones, tener en claro que la audiencia no es un grupo homogéneo y cohesionado. Está conformada por personas que sólo compartirán contenidos, si éstos generan alguna emoción y son memorables para ellas.
  6. Agradecer y premiar a los que participan, reconocer de manera directa por medio de incentivos o menciones, a las personas que han comentado, compartido o referido los contenidos en otras redes. Ej: Debemos definir y medir diversos indicadores como número de comentarios, número de menciones positivas, número de referencias en otras redes distintas a las nuestras, esto nos permitirá interactuar y acercarnos a los usuarios que son más activos con respecto a los contenidos que compartimos.
  7. Compartir contenidos generosamente, dejando de lado el propósito de vender, centrar nuestra estrategia en que extender esos contenidos promueve la confianza, genera una imagen de expertos o fanáticos de un tema y fortalece los vínculos de lealtad.

Si logramos una estrategia de Marketing de Contenidos eficiente y coherente, atraeremos visitas a nuestros canales de comunicación, conseguiremos leads – un lead en marketing digital es cuando un usuario llega a una página web después de su búsqueda en internet y completa un formulario de solicitud de información o suscripción – y podríamos convertir parte de esos leads en clientes sin realizar estrictamente una venta.

Finalmente, la clave está en medir las reacciones e impacto que estamos generando con el Marketing de Contenido en nuestra audiencia, hoy día existen diversas herramientas para facilitar este proceso y con el apoyo del Businesss Intelligence podemos analizar los indicadores que estamos monitoreando y realizar ajustes de ser necesario o potenciar las acciones que están aportando resultados positivos.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *