, ,

Cómo hacer que el contenido oprima el botón de conversiones

Conversiones

Un contenido atractivo para el cliente en las redes sociales y el sitio web, debe invitarlo a generar conversiones y acciones para ser efectivo y diferente. Concentrarnos en este objetivo puede ser un primer paso.

En esta entrega reflexionaremos en cómo hacer que el contenido sea de valor y ayude a que las redes sociales y el sitio web generen conversiones. La clave es centrarse en el objetivo final, para poder apuntar al centro de la diana.

¿Cómo hacer que mis redes sociales y mi sitio web generen conversiones?

Diversos autores de Marketing Digital insisten en la necesidad de que todas las iniciativas digitales sean propias o de tu empresa, logren conversiones, es decir, consigan acciones específicas del visitante, luego de la entrega del mensaje o de iniciar una conversación.

Voy a referirme a conversiones entonces como esas accones específicas que esperamos que el visitante realice producto de la interacción con las redes sociales o el sitio web y al mencionar visitante me referiré también al usuario, cliente, prospecto o consumidor.

Para planificar una conversión o acción digital que se espera que una red social o un sitio web logre, por lo general se diseña un embudo (funnel) que va indicando cuáles son los pasos que se deben seguir para ese propósito. Una conversión puede ser, que el visitante se suscriba, que comparta un contenido, que descargue un e-book o que realice una compra, todo va a depender del objetivo que tenga la red social o la página web.

Una de las recomendaciones que me pareció más valiosa para alcanzar una conversión es crear contenido original partiendo de invertir el embudo de conversión.

Esta técnica a la que algunos autores llaman el enfoque de embudo invertido, se trata de tomar la estrategia de marketing de contenidos -antes de crear el contenido- y colocarla boca abajo, para mantener el foco en el objetivo determinado que deseas lograr con este contenido.

Revisemos por un momento, algunos de los objetivos de una estrategia de marketing de contenido:

  1. Atraer nuevos visitantes y/o mayor tráfico visitantes
  2. Orientar al visitante a que realice una acción-conversión
  3. Educar al visitante (cliente) sobre los atributos de productos/ servicios
  4. Establecer credibilidad, confianza y autoridad en una industria
  5.  Contar tu historia
  6. Promover la marca, lograr recomendaciones y enlaces en redes sociales
  7. Superar las resistencias o reorientar las objeciones
  8. Construir conversaciones (buzz) en Internet y en las redes sociales
  9. Construir una base de fans e invitar a los clientes a que aprecien tu marca
  10. Promover la disposición de compra, una relación y la lealtad

Si nos enfocamos en uno solo de estos objetivos como impulsor de la conversión para diseñar el contenido, veremos que el tipo de mensaje que deseamos compartir cambia, así como su jerarquía.

Tips útiles para darle mayor valor a tu contenido y apretar el botón de la conversión:

  • Ten en mente cuál es tu objetivo antes de investigar, seleccionar y/o redactar tu contenido
  • Piensa en un perfil específico, al que vas a dirigir tu contenido. Por ejemplo, un compradordeterminado y ¿en qué fase del proceso de compra se encuentra?
  • Lee y sé curioso. Revisando el contenido de otros, leyendo a bloggers y especialistas, viendo las tendencias de redes sociales y de búsqueda en Internet, obtienes señales de los temas que le interesan a tu grupo objetivo
  • Pregunta a las redes sociales. Revisa qué temas son trending topics en twitter, cuáles son los hasgtags (# + palabra clave) más usados, qué comparte la gente en facebook, cuáles son las imágenes más populares en pinterest, los más vistos en You Tube y mejor aún si tienes alguna herramienta para monitorear de qué se habla (paga o gratuita) lo importante es que te valide el interés en un tópico particular
  • Sigue a influenciadores. Busca a personas que sean influyentes en sus redes sociales y hacia tus clientes, síguelos y revisa de qué están hablando
  • Aprende de los líderes. En todas las industrias, sectores y mercados hay un competidor (directo o indirecto) que le habla a tu mismo cliente, aprende de lo que está haciendo en las redes sociales o en su sitio web y busca cómo puedes aportar un punto de vista diferente para tu conversación
  • Aprovecha los trampolines. Para difundir y promocionar tus contenidos en las redes sociales e Internet, incluso antes de publicarlos, tienes que recolectar datos de referentes, de grupos, sitios del tema y por supuesto contar una base de datos actualizada y viva (con datos relevantes) de tus clientes y tus prospectos
  • Atrévete a preguntar. Si tienes muchas dudas, envía una encuesta muy simple por las redes sociales, con 3 preguntas para validar, si determinado tema es importante para la vida cotidiana del visitante, abre un foro y observa la participación
  • Crea contenido amigable que sea fácil de compartir. Usualmente, las personas comparten contenidos, no sólo por su interés sino por la capacidad del contenido de impactar en los demás (ver más en ¿Cómo hacer un contenido viral apoyado en neuromarketing?)
  • El tiempo es tu aliado. Las redes sociales necesitan tiempo, uno de los errores más frecuentes es que esperamos resultados inmediatos e incluisive monetizables y la realidad no siempre funciona así. Algunos contenidos logran ser best sellers y se mantienen vigentes en las redes sociales, otros aunque también son aportes logran poco impacto
  • Constancia y asertividad. La curva de aprendizaje para crear contenido relevante tiene mucho que ver con conocer a la audiencia y lograr conexión, aunque esto no los convierta en tus clientes o fans

Para finalizar, imagina que crear y compartir contenido en las redes sociales y en general en Internet, es parecido a ser un atleta de alto desempeño; siempre debes practicar y ser un aprendiz, porque si no te estás perdiendo parte del encanto de las redes sociales y el mundo digital, su dinámica de cambio en las tácticas, en los competidores y en lo que es relevante.

Usar técnicas como la del enfoque de embudo de conversión invertido en Marketing Digital, significa definir las reglas y la auditoría de la actuación (analíticas para medir) antes de crear el contenido, para saber de la forma más acertada qué tan cerca estás de lograr la acción (conversión) que te has propuesto. Recientemente, escuche en una película que “a veces estamos a un pequeño ajuste, de que las cosas funcionen”, así que anímate a probar.

 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *